06/11/2021

Smoothies saludables para el verano ¡Fácil y deliciosos!

Los smoothies saludables, además de ser deliciosos son ideales para las temporadas de calor, ayuda a mantenerte fresco e hidratado

Si eres de los que les cuesta tomar agua, los smoothies son ideales para ti, sin duda es una deliciosa, nutritiva y refrescante bebida y lo mejor de todo, son muy fáciles de preparar.

Los smoothies saludables son deliciosos y les gusta a casi todo el mundo, incluso a los niños y a las personas a las que les cuesta comer frutas y verduras. Existen muchas formas de prepararlos, lo que es favorable porque nunca te aburres si aprovechas las frutas de temporada.

Son muy fáciles de preparar y están listos en menos de 15 minutos (algunos en menos en menos tiempo), además, necesitas pocos utensilios: un cuchillo, una tabla de cortar, una batidora y un vaso para tomar tu smoothie.

Los smoothies saludables están cargados de sabor

Si tomar agua es una tarea difícil para ti, entonces los smoothies pueden ser tus grandes aliados para hidratar el cuerpo disfrutando de una deliciosa, nutritiva y refrescante bebida. Son fáciles de transportar, ya que puedes prepararlos y llevarlos a cualquier sitio para disfrutar como merienda.

Las frutas y verduras crudas favorecen el tránsito intestinal y son mucho más fáciles de digerir que muchos de los alimentos que solemos comer, por eso, son ideales para el aparato digestivo. Con un smoothie en tu dieta diera estarás asegurando la ingesta de frutas, además de mejorar tu digestión y disfrutar de más energía en el día a día.

¿Quieres saber cómo preparar un smoothie?

En Menú To Go  te enseñamos un smoothie lleno de energía que aumenta las defensas, con vitamina A y C. Además de ser ideal para el verano y mantenerte fresca/o e hidratado.

Ingredientes: 

· 1 durazno grande

· 1/2 plátano

· 1/2 taza de piña cortada en dados congelada

· 250 ml de leche de almendras

· Coco seco u hojas de menta

 

Preparación:

Corta la fruta en dados y congela. También puedes añadir hielo al batido si prefieres no congelar la fruta. Pon todos los ingredientes en la batidora y bate hasta conseguir una consistencia líquida pero cremosa. Si no tienes leche de almendras, puedes usar leche de coco o de arroz. Decora tu batido con unas rodajas de coco seco para darle un toque exótico.

¡Y voalá! A disfrutarlo 😉 

Frank